Primera entrevista

>

Pues resulta que trabajo para el INCEP. Y resulta que como al cuarto día, mi amiga Paulina  -quien es mi fellow analista política y quien unos días antes intercediera para que yo entrara a acompañarla- me dice que La Hora necesita un análisis sobre el escenario preelectoral en Guatemala. Poco después, me entero de que, además de no ser en La Hora, sino en el Diario de Centroamérica (el mucho menos respetado periódico del Gobierno de Guatemala)  no era un análisis escrito, ni tenía yo libertad para decir lo que quisiera, sino que era una entrevista, con preguntas ya planificadas y todo. Y Paulina y yo loqueamos. Dos estudiantes de ciencia política, con cero experiencia en cualquier cosa relacionada con los medios de comunicación y sin permiso explícito de nuestro jefe para estampar nuestro nombre a la par del del Instituto para el que trabajamos.
Pero sacamos la tarea, y después de una serie de malentendidos con el jefe en mención, además de una sesión de fotos realizada al día siguiente del contacto telefónico (en donde tuve que hablarle a una pantalla de computadora pretendiendo que era la reportera Elsa Coronado) la entrevista salió publicada. Mi hipernerviosismo distorsionó lo que pensaba, y creo no haber sido muy claro, lo cual podría explicar lo resumido de lo publicado por el DCA.

Con todo y todo, salgo ganando, creo… Una entrevista publicada en un medio escrito de circulación nacional. Página cinco, acompañado de un reportaje con gráfica y recuadros, con todo y la típica frase en formato más grande, para llamar la atención. Irónicamente, difiere un poquito de lo que dice en el texto principal, cambiando completeamente el sentido. Lo que dije fue lo del texto grande, no lo del texto principal. Me pregunto si alguien se habrá fijado, y se habrá preguntado, ¿qué quería decir este patojo? Porque la foto, aunque halagadora, me hace ver como de 20 años.

Felicitaciones de la familia, un par de comments en Facebook, y una historia para postear en el blog, que tenía abandonado desde hace mucho. Planeo empezar a escribir más regularmente, y en un formato mucho más personal, lejos de mi pretensión original de convertir este espacio en mi salto a la fama en el escenario de la politología. Uno no es lo quiere, dicen, sino lo que puede ser. Qué le vamos a hacer. Y además, ya trabajando en el INCEP, me siento más tranquilo conmigo mismo, así que  ya no tengo esa horrible necesidad de reivindicación.

La entrevista también salió en el site del DCA, aunque fuera de contexto. Además, el periódico entero de ese día, en formato pdf,  puede descargarse aquí. Dejo de escribir, porque tengo una presentación mañana, que tengo que preparar, y me he pasado la mayor parte de la noche intentado poner bonito mi blog. Nos vemos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s